Por Esther Aguirre

El fotógrafo Bienvenido Velasco, coordinador de Fotografía de la Agencia EFE en Centroamérica, que recientemente fue agredido por un policía cuando cubría una manifestación estudiantil en Panamá, espera que su caso se convierta en “un referente” contra los ataques a periodistas e informadores gráficos en el ejercicio de su profesión y en defensa de la libertad de información.

A punto de cumplirse un mes de la agresión, este reportero panameño, que se suma a la larga lista de profesionales de EFE atacados en distintas partes del mundo, sigue todavía con “dolores en las costillas” y “moratones” en su cuerpo, fruto de los fuertes golpes que le propinó sin piedad un agente con un objeto contundente, para evitar, eso sí, sin éxito, que captara con su cámara las protestas contra el Gobierno.

El incidente, grabado y difundido por otros medios de comunicación que se encontraban en el lugar, provocó una repulsa y estupor generalizado de asociaciones de prensa e instituciones del país, entre ellas el Colegio Nacional de Periodistas de Panamá, que lo consideraron un ataque a la libertad de información y exigieron explicaciones inmediatas de lo ocurrido.

Y aunque no recibió aclaraciones de la policía, el propio presidente de la República de Panamá, Laurentino Cortizo, a través de su jefe de prensa, sí pidió disculpas a Bienvenido Velasco, quien también recibió el apoyo “de todos los colegas” y el respaldo de todos los gremios periodísticos nacionales e internacionales. “Uno no está solo” en estas circunstancias, apostilla.

Bienvenido Velasco

A lo largo de su trayectoria profesional, este reportero, con mucho oficio a sus espaldas, ha tenido que lidiar con unas cuantas situaciones violentas. Sin ir más lejos, recuerda que, hace un par de años, un Policía Nacional de ese país le llegó a apuntar directamente con su arma reglamentaria, en unos disturbios en la provincia caribeña de Colón.

“El periodismo es una herramienta que permite dar a conocer hechos que pocos quieren que sean públicos (´lo que no se comunica, no existe´, como proclama el dicho popular) y este es el precio que tenemos que asumir quienes hacemos este trabajo”, dice el fotógrafo, que admite que observa con preocupación el incremento de agresiones, así como las faltas de respeto que se producen en este ámbito.

Pero el periodismo tiene otras muchas cosas buenas y anécdotas impagables que hace que se ame esta profesión, también sorprendentes e impactantes, y si no que se lo digan a Bienvenido Velasco, quien tuvo la fortuna, según cuenta, de que le hablara el mismísimo Jesucristo, durante una cobertura informativa de la Semana Santa en Panamá.

“Siendo freelance estaba documentando el vía crucis de la Semana Santa y cuando Jesús muere en la cruz, hago unas fotografías e inmediatamente escucho: ´¡Ey tú, sí tú!´. Miro a mi alrededor y no veo a nadie. Vuelvo y escucho que me dicen: ´¡Tú fotógrafo!´. Me da por mirar a la cruz y Jesús, con un ojo abierto y el otro cerrado, me dice ´pásame la foto por favor´. En esa cobertura Jesús me habló”, dice el reportero.

Bienvenido Velasco lleva casi dos décadas dedicado en cuerpo y alma al fotoperiodismo, tres años en exclusiva para EFE. A lo largo de su trayectoria profesional ha colaborado con las principales agencias internacionales de noticias: la francesa AFP, la británica Reuters y la china Xinhua, además de trabajar como freelance para varios medios locales.

Las crisis de Nicaragua y Ecuador; la visita del papa Francisco a Panamá durante la Jornada Mundial de la Juventud en 2019, el problema migratorio en Centroamérica y la pandemia del coronavirus han sido algunas de las coberturas más destacadas de este fotógrafo, que asegura que jamás apaga su cámara, esté o no de vacaciones, porque disfruta estando siempre al pie del cañón.

Desde todas las delegaciones de EFE; todos tus compañeros hacemos nuestro el mensaje de apoyo de la presidenta de EFE, Gabriela Cañas; condenamos por “intolerable la violencia” contra todo periodista en el ejercicio de su profesión (hay que recordar que el 2020 concluyó con 50 informadores muertos en todo el mundo; según Reporteros sin Fronteras) y celebramos que esta agresión no haya tenido mayores consecuencias. Un abrazo ¡y a recuperarse del todo!

Bienvenido Velasco

A continuación, la entrevista completa:

P: ¿Cómo te sentiste al ser agredido en el cumplimiento de tu profesión?

R: Me sentí irrespetado, pero siempre pensé en cuidar mi material fotográfico y no iba a dejar que me quitaran mi equipo, tampoco iba a dejar que me quitaran mis fotos y, mucho menos, me iba a dejar arrestar.

P: ¿Qué lesiones sufriste? ¿Te has recuperado?

R: Lesiones como tal, ninguna. Quedé con moretones producto de los golpes durante la agresión. Todavía tengo dolor en el área de la costilla, donde me golpearon con un objeto contundente que no logré identificar durante el incidente, pero fractura nunca hubo.

P: ¿A que se debieron las protestas estudiantiles? ¿Estaban lo jóvenes vulnerando la ley?

R: Las protestas se dieron, ya que en días anteriores el Gobierno local anunció la cancelación del bono de $100 solidario (afectados por COVID-19 o desempleo previo), a las personas menores de 25 años de edad. En una protesta el distanciamiento social no existe, la protesta es un derecho universal de cada ciudadano, siempre y cuando no afecte a terceros.

P: ¿Has recibido alguna explicación por parte de las autoridades?

R: Explicación sobre el hecho no. Según declaraciones de autoridades de la Policía no tienen conocimiento del incidente, pero curiosamente de parte del presidente de la República de Panamá, Laurentino Cortizo, si recibí una disculpa, por medio del jefe Prensa de Comunicación del Estado.

P: No eres el primer periodista que sufre estos ataques, ¿esperas que tu caso sirva de revulsivo para que algo así no vuelva a producirse en Panamá?

R: Ya ha pasado con otros colegas y espero que sea un referente para que otros compañeros en su labor periodística no pasen por esto, sin importar si son prensa local o extranjera.

P: Has recibido el respaldo de varias organizaciones. ¿Te ha hecho sentir mejor? ¿Te consuela de alguna manera?

R: Sí. De todos los gremios periodísticos que hay en el país e internacionales. Todos hicieron comunicados y, desde el momento uno, EFE siempre estuvo apoyándome en lo que necesitara. Uno no está solo. Más que consolar, siento que si existe la solidaridad entre colegas.

P: ¿Es algo habitual en el país o es un fenómeno que está resurgiendo con este Gobierno?

R: Ya viene pasando desde hace varios gobiernos, pero es un tema que va en incremento, hay que prestarle mucha atención al irrespeto que se le está dando a la profesión del periodismo y fotoperiodismo en Panamá.

P: ¿Confías en que el Gobierno tome nota de las quejas?

R: Claro y así evitar más incidentes como estos.

P: ¿Has pensado en emprender alguna acción judicial contra el Gobierno?

R: No

P: ¿Crees que estos ataques a la libertad de información están creciendo en el mundo? ¿Como crees que podemos protegernos de estas agresiones los periodistas?

R: Si. El periodismo es una herramienta de dar a conocer hechos que pocos quieren que sean públicos y este es el precio que tenemos que asumir quienes responsablemente hacemos este trabajo.

El trabajo en equipo es fundamental; la solidaridad es la clave en esto. No hay que diferenciar entre prensa local o extranjera, al final la solidaridad no debe bajar, bajo ningún concepto.

P: ¿Estáis los periodistas de Panamá organizados de alguna manera para combatir esta situación? ¿Cómo ha sido el respaldo de los colegas allí?

R: Si. Cerrar filas ante este tipo de atropellos es la regla.
Ha sido bueno. El círculo de periodistas y fotoperiodistas no es muy grande y todos nos conocemos; como todo, siempre hay quienes manejan la información a su gusto por tener una línea de ataque al Gobierno.

P: ¿Tienes miedo a que te vuelvas a que te vuelva a pasar algo así? O por el contrario, ¿te sientes con más valor para seguir llevando a cabo tu tarea?

R: No, miedo no. No es la primera vez que esto me sucede. Hace un par de años; en unos disturbios en la provincia caribeña de Colón, un uniformado de la Policía Nacional, en medio del caos; me apuntó directamente con su arma de reglamento, así que miedo, no tengo. Solo experiencias y al final del camino anécdotas que pocos viven en su día a día.

P: Cuéntame alguna anécdota graciosa que hayas tenido en tu trabajo.

R: Cuando era freelance estaba documentando el vía crucis de la Semana Santa en Panamá y cuando Jesús muere en la cruz, hago unas fotografías e inmediatamente escucho que me llaman: «¡Ey tú, sí tú!». Miro a mi alrededor y no veo a nadie. Vuelvo y escucho que me dicen: «¡Tú fotógrafo!». Me da por mirar a la cruz y Jesús con un ojo abierto y el otro cerrado me dice «pásame la foto por favor». En esa cobertura Jesús me habló.

(+)Estas entrevistas y/o crónicas que publicamos periódicamente se enmarcan dentro de la estrategia de comunicación interna de la Agencia EFE, cuyo objetivo es poner en valor el talento de sus empleados.