La Agencia EFE lleva más de un año informando a todo el mundo sobre la guerra en Ucrania con dedicación, oficio y talento a través de decenas de profesionales.

Con el objetivo de contar como se cubre un conflicto, la Escuela de Periodismo de EFE ha organizado un seminario web en el que cuatro periodistas de la casa que han estado en Ucrania han puesto en común con sus compañeros sus experiencias y conocimientos adquiridos durante su labor como corresponsales de guerra en ese país.

Lourdes Velasco, de la Redacción de Nacional; Clàudia Sacrest, coordinadora audiovisual de la delegación de Londres; María Traspaderne, delegada en Rabat; y Esteban Biba, reportero gráfico de la delegación de Guatemala, han analizado desde que lleva a un periodista a cubrir un conflicto, cómo se desenvuelve al llegar al país en guerra, cómo informa, cómo busca las fuentes, cómo transmite esa información, sin dejar a un lado la parte logística, desde buscar la comida, el alojamiento, el desplazamiento, etc.

El curso “Cómo se cuenta una guerra. EFE en el conflicto de Ucrania” ha conectado a más de un centenar de compañeros de la Agencia en todo el mundo, algunos desde Kenia, Ecuador y Japón, quienes además de escuchar las intervenciones de los cuatro corresponsales de guerra pudieron dirigir sus preguntas a los ponentes de este seminario, dirigido por Carlos Gosch, director de la Escuela de Periodismo, y coordinado por Juan de Lara.

Los cuatro ponentes han coincidido en que les llevó el deseo de contar al mundo que ocurre en un país en guerra, mostrar la vida diaria de sus habitantes, ir a algo más que a narrar sólo lo que ocurre en el frente, ya de por sí duro y trágico.

Subrayaron que se requieren periodistas con mucha humanidad, que huyan del morbo, ya que se puede contar lo que ocurre sin mostrar en primer plano la sangre y que el dolor se puede narrar sin dañar la dignidad de las personas, de una población que sufre.

EN UNA GUERRA SE NECESITAN PERIODISTAS ÉTICOS

 

En una guerra se necesitan periodistas éticos y humanos, que miren a las personas a los ojos parta contar su historia, su tragedia, al mundo”, señaló Biba.

La guerra no es sólo bombas, disparos y soldados en el frente y destacaron la importancia de contar también como es la vida diaria más allá del frente: la compra diaria en las tiendas, las fiestas para celebrar, por ejemplo, una boda; las misas diarias, actividades deportivas y los actos oficiales con bandas de música para subir el ánimo a una población, etc.

Preguntados sobre como se movían por Ucrania y el frente, señalaron la importancia del trabajo en equipo para buscar las fuentes y verificar la información y de echar mano de personal local, especialmente de los llamados “fixer”, los que hacen de guías e intérpretes al periodista en la zona de conflicto, para poder entenderse con la población e ir de un lugar a otro, única manera de contar la guerra.

Con este seminario web se ha compartido el conocimiento adquirido por nuestros enviados a la guerra de Ucrania para que sus experiencias sirvan a los próximos corresponsales de EFE destacados a las zonas de conflicto.