Leandro Lamor

El sábado 4 de junio a las 12,30 horas un avance de dos párrafos entró directo al corazón de los principales medios internacionales. Origen EFE, procedencia Barcelona, la fuente de primera mano: “ Shakira confirma que se está separando de Gerard Piqué”.

La bomba mediática se difundió a nivel planetario. Por un instante l’Équipe se distrajo de Roland Garros y publicaba nuestra exclusiva. Y no quedó la cosa ahí, porque medios europeos, latinoamericanos, incluso asiáticos y africanos y, por descontado, la práctica totalidad de los españoles reprodujeron la información, citando la mayoría junto al titular la autoría de EFE.

El periodismo no es una cadena de montaje de tornillos con una secuencia lógica y muchas veces una exclusiva mundial puede venir de donde menos te lo esperas. La jefa de Tribunales que dio la noticia, Rossi García, sabe bien de ello. Siguiendo la pista sobre la causa penal que la cantante colombiana tiene abierta en España por presunto fraude fiscal -un tema en el que Efe ha sido un referente informativo constante- al final fue la propia Shakira quien, a través de su propia agencia de comunicación en España, eligió a EFE para explicar al mundo la decisión de separarse del futbolista del Barça.

¿Y por qué nos lo pasaron a nosotros? “Porque sois serios», explica la propia Rossi que le dijeron e, inmediatamente, avisó al redactor jefe de Barcelona, Fernando Linares, quien escribió y lanzó el avance que dio la vuelta al mundo a la velocidad con que las exclusivas mundiales viajan hoy en día.