El especial «¡Basta ya!«: Los hombres se plantan frente a las violencias machistas, elaborado por Efeminista con motivo del 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en el que una veintena de hombres de diferente perfil daban la cara para alertar y pedir el fin de esas conductas, ha tenido una gran repercusión y visibilidad.
La implicación de los hombres en la lucha contra las violencias machistas es una vía que empiezan a impulsar las instituciones y a exigir una parte de la sociedad, un reto que Efeminista asumió y plasmó en su especial del 25N.
El resultado ha sido una gran aceptación con casi 8.000 nuevos usuarios de la web y más de 12.000 visitas a su contenido.
Además, ha generado un gran movimiento en redes sociales que, en el caso de Twitter, ya ha superado las 212.000 impresiones.
También ha sido muy bien recibida en el resto de redes en las que está presente Efeminista: Instagram, Faceboock y Youtube.
El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero; el cineasta Pedro Almodóvar; el cantante Leiva, los actores Miguel Ángel Muñoz, Alain Hernández o Manu Baqueiro, el catedrático Octavio Salazar o el karateca Damián Quintero, son algunos de los hombres que quisieron participar en esta propuesta.
Los actores Antonio Molero, Ginés García Millán, Jon Plazaola, Joaquín Climent, Alfonso Bassave, Jorge Pobes, Jorge Usón, Roger Batalla, Fernando Valdivielso o Rodrigo Poison; el director de cine Roberto Santiago, el cantautor Marwán, el ilustrador Javier Royo y el escritor Ernesto Pérez Zúñiga, también se sumaron a esta inciativa para concienciar sobre la necesidad de que los hombres se impliquen en la erradicación de las violencias machistas.

«Compartir memes o chistes machistas», «aprovecharte de que una chica está borracha para liarte con ella», «dudar de su relación con sus amigos», «controlar sus redes sociales» o «enfadarte por no obtener una respuesta online inmediata», son algunos de los mensajes cortos y directos que han lanzado para advertir de algunas de las conductas violentas y machistas que urge erradicar.

«Lograr una sociedad libre de violencias machistas es una quimera sin la implicación de los hombres, sin que asuman su responsabilidad y sin una reflexión y una transformación de sus masculinidades que erradique toda la cultura machista heredada y perpetuada a lo largo de la historia», es el pilar sobre el que ha basado esta iniciativa.