Rafael Molina

En realidad deberíamos decir !Hasta pronto¡ o !Hasta Siempre!, pero has estado tanto años con nosotros que no nos sale una despedida.


Nuestra compañera Milagros Sandoval, editora del Departamento de Internacional, se jubiló el pasado 3 junio, el mismo día que cumplió unos más que bien llevados 65 años.

Ha cerrado un ciclo de su vida, el laboral, y ha dejado EFE tras casi 40 años de trabajo…casi cuatro décadas que, visto con retrospectiva, a casi todos nos han parecido cortas.


Mila, como le gusta que le llamen, ha desarrollado prácticamente toda su carrera profesional en el Departamento de Internacional, aunque llegó a la Casa haciendo prácticas en el extinguido Departamento de Transmisiones, posteriormente bautizado como Teletexto al albur de las nuevas tecnologías y coloquialmente renombrado como «colorines».

Una breve parada en la delegación de Rabat le sirvió para conectar con la realidad geopolítica del Magreb y la cultura musulmana y acabó convirtiéndose, para todos nosotros, en «experta» en temas de Oriente Medio y, en especial, en el conflicto palestino-israelí.


Alegre, positiva, rebelde, detesta la expresión «hacerse mayor» y con ese espíritu ha entrado en su nuevo ciclo vital, que estamos seguros la va a unir mucho más a ese Mediterráneo en el que tanta calma encuentra.

Cuando se fue nos dejó una frase: «siempre hasta mañana, porque en las mañanas tuvimos un hermoso tiempo que compartir al término de cada noticia». Y así será Mila.