Por Esther Aguirre

EFE ha hecho una “apuesta de éxito” con la incorporación de sus vídeos en las plataformas de Associated Press (AP) y Reuters, dos de las agencias de noticias más importantes, que disponen de unas “potentes vías de proyección” por las que esta agencia llega a todo el mundo, sobre todo, a zonas donde antes no tenía tanta influencia.

Así lo asegura la directora de EFE TV, Marta Cerame, una periodista de larga y exitosa trayectoria en el ámbito audiovisual, que forma parte del equipo que ha liderado e impulsado en los últimos años la estrategia de transformación y modernización de esta empresa pública, que ha sido testigo de excepción de los acontecimientos más relevantes ocurridos en los últimos 81 años.

“Los marketplaces de estas dos agencias nos ofrecen un escaparate privilegiado en el que mostrar todos los contenidos audiovisuales y conectar con muchos más usuarios”, explica Cerame, para quien establecer alianzas con potenciales competidores obedece a una de las estrategias de futuro para poder jugar también en las grandes ligas internacionales.

Insiste en que los beneficios de este tipo de acuerdos “van más allá de lo económico”, como evidencia el hecho de que la imagen en directo, que considera “el teletipo del siglo XXI”, se publique casi a diario en los principales medios de comunicación del mundo.

 La veterana periodista apuesta igualmente por potenciar la “ubicuidad” de la Agencia -aprovechando su gran red de corresponsables, no en vano está presente en más de 180 ciudades de 120 países-, “para seguir nutriendo esos canales con un material que pueda ser comprado tanto por su calidad como por su oportunidad”.

 Precisamente uno de sus objetivos es ampliar el proyecto MoJo (siglas en inglés de Mobile Journalism), del que siempre ha sido una firme defensora, y con el que se pretende “explotar al máximo la presencia de EFE en todo el mundo”. Y es que, para Cerame, “se impone la oportunidad cuando ya la calidad no es un debate”.

 Otro de sus retos inmediatos es “exportar el modelo de EFETV España”, para intentar conseguir que “sea un referente en vídeo también en el ámbito internacional”.

 En cuanto al futuro de las agencias de noticias, lo tiene claro: su supervivencia dependerá de seguir haciendo buena información multimedia y que ésta llegue “rápido y fácil al cliente”. Para ello, considera imprescindible “invertir en talento, formación y tecnología” para “ganar la batalla de la inmediatez”.

Marta Cerame ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en lo que considera su casa y su escuela: la Agencia EFE, adonde llegó hace más de tres décadas de la mano de una beca de Caja Madrid. Su trayectoria ha estado siempre vinculada al mundo audiovisual.

Antes de su ingreso en esta empresa pública de noticias, cubrió conflictos internacionales para varias televisiones; se dedicó unos años a la información política y parlamentaria para los informativos de Tele5, e incluso llegó a presentar algún programa de entretenimiento.

En 2014, la Academia de Televisión le concedió un “Premio Talento”, pero, sin duda, lo más importante de su carrera, es haber sido partícipe de la transformación de EFE y ver cómo el departamento que dirige ha pasado de ser el «patito feo» de la Agencia “a una pieza fundamental para su evolución”.

 “Es lo que tiene cumplir años; al final, te conviertes en testigo de alguna buena historia”, bromea la periodista.

 A continuación, la entrevista completa:

P: EFE se ha aliado con AP y Reuters para ampliar la distribución internacional de su contenido audiovisual en diferentes idiomas. ¿Qué resultados está dando?

R: La inclusión de nuestros vídeos en las plataformas de AP y Reuters ha resultado una apuesta de éxito. Es una potente vía de proyección por la que llegamos a clientes de todo el mundo y, sobre todo, en zonas en las que no teníamos influencia.

 Los marketplaces de estas dos agencias nos ofrecen un escaparate privilegiado en el que mostrar todos los contenidos audiovisuales -ya producidos y vendidos también a nuestros abonados- y conectar con muchos más usuarios.

 Queda claro que ir de la mano de potenciales competidores en determinadas acciones supone una de las estrategias de futuro para que EFE pueda jugar también en las grandes ligas internacionales.

 Los beneficios van más allá de lo económico, casi a diario vemos nuestros vídeos publicados en Time, The New York Times o The Telegraph.

P: Cuéntame qué cambios en la manera de trabajar introducen estos convenios con las agencias de noticias más relevantes

R: No es un cambio en la forma de trabajar, sino en la visión de quiénes somos y hacia dónde vamos. Tenemos presente, más que nunca y vista la experiencia, que hacemos productos atractivos y debemos seguir cuidando muestras coberturas y la selección que mandamos a esas plataformas, tanto en español, como en inglés.

 Ahora que sabemos que nos mira el mundo, tenemos que mantener el esfuerzo para lograr diariamente la excelencia en nuestro trabajo en todos los formatos.

 Hay que potenciar la «ubicuidad» de EFE para seguir nutriendo esos canales con un material que pueda ser comprado tanto por su calidad como por su oportunidad.

 Se da el caso de que después de descargarse una pieza, un cliente nos puede pedir material nuevo, recurrir a nuestro archivo de foto y vídeo o solicitar una conexión en directo de alguno de nuestros profesionales en cualquier parte del mundo.

 En definitiva, una vez mostrado el producto conocen la gran empresa que somos y la cantidad de información que generamos.

 P: ¿Y de qué modo EFE enriquece a Reuters y AP?

R: EFE es un socio fiable que aporta contenido oportuno y de calidad. Estas plataformas dan cabida a terceros -no solo agencias-, para que el usuario que entre, se quede y no salga porque puede encontrar todo lo que busca. Son grandes tiendas de información en vídeo (en vivo, editados de actualidad, archivo…) y cada socio se lleva su parte tras la venta.

 P: ¿El futuro de las agencias pasa por hacer alianzas de este tipo?

R: El futuro de las agencias pasa por alianzas de todo tipo, pero creo que su supervivencia se basará en seguir haciendo buena información multimedia que llegue rápido y fácil al cliente.

 Imprescindible invertir en talento, formación y tecnología para ganar la batalla de la inmediatez. Está claro que se necesitan potentes plataformas de venta y de streaming.

 El vídeo en vivo es ya imprescindible, tanto, que la imagen en directo es ya sin duda el teletipo del siglo XXI.

 P: ¿Qué tipo de contenidos son los que se elaboran actualmente? ¿Se proyecta la realización de nuevas historias narradas en vídeo?

R: La narrativa audiovisual está en continua evolución y, además de la tradicional producción broadcast, hacemos también versiones editadas (locutadas, rotuladas) para el mundo digital que nada tienen que ver con las clásicas piezas informativas de TV.

Según un estudio de la consultora Zenith, el consumo de vídeo en Internet ya representa prácticamente el 60% del total del tráfico y se prevé que en 2021 una persona pasará unos 100 minutos al día viendo vídeo online.

El lenguaje audiovisual se impone y las nuevas generaciones no conciben otra forma de comunicarse. Si queremos sobrevivir, tendremos que adaptarnos a los nuevos lenguajes para conectar con esas audiencias y seguir siendo referencia en el mundo de la información.

 P: ¿Qué papel ha desempeñado EFETV dentro de la transformación digital que está experimentando EFE?

R: El departamento de televisión ha sido y es una pieza fundamental en el cambio de filosofía de la Agencia. Desde 2007 este equipo ha estado entregado a este proceso de transformación.

 Una tarea que ha consistido en la implementación global de las minicámaras en todas las redacciones, el diseño y profesionalización de la agencia de vídeo internacional, la puesta en marcha de las mesas de edición en Bogotá, Bangkok, Madrid y Sao Paulo, así como la creación de alianzas y redes de proveedores mundiales.

 Importante también la labor de evangelización no sólo dentro sino fuera de la Agencia, como el caso de éxito de EPA, a quien exportamos nuestro conocimiento para su transformación audiovisual. Hoy, esta agencia se ha convertido en nuestro principal proveedor de vídeo internacional con la contribución de 135 fotógrafos desde 70 países y una aportación media de 20 vídeos al día.

 P: Háblame también del proyecto de producción de vídeo móvil (mobile journalism). ¿En qué consiste?

R: Es el nuevo reto en el que estamos: aprovechar una herramienta que llevamos todos en el bolsillo. El proyecto MoJO consiste básicamente en explotar al máximo nuestra presencia en todo el mundo para tener imágenes de todo el mundo. Se impone la oportunidad cuando ya la calidad no es un debate.

En una primera fase trabajamos en el envío rápido de los planos oportunos del incidente o la información de la que es testigo un periodista, pero también hacemos «vivos» y conexiones en directo. Los teléfonos móviles son auténticos centros de trabajo descentralizado. Más adelante, exploraremos fórmulas de edición y nuevas narrativas.

 P: ¿De qué manera combatís desde EFE TV las fake news?

R: Las combatimos no ofreciendo ningún vídeo de terceros del que no tengamos plena confianza. En las ocasiones en las que no nos queda otra que recurrir a «virales», advertimos a nuestros clientes de su origen. La incidencia es nula y es para estar orgullosos, teniendo en cuenta que cerramos 2019 con una producción global de unos 40.000 vídeos.

P: ¿Cómo va a afectar la crisis económica derivada del coronavirus a EFE, concretamente, al departamento que diriges?

Esperemos que la crisis suponga la oportunidad de seguir dando un servicio imprescindible reconocido por nuestros clientes. Considero que ha quedado clara la misión de nuestra empresa durante los meses de confinamiento.

Concretamente, en el departamento audiovisual se ha llevado con enorme responsabilidad la inevitable presencia tanto en la sede como en la calle. Aprovecho para poner en valor públicamente la profesionalidad, también en los malos tiempos, de reporteros, productores y redactores.

 P: ¿Qué crees que hay que mejorar en EFE?

R: Mucho margen de mejora, desde luego… A pesar de los esfuerzos, EFE sigue siendo una agencia «textocéntrica». Necesitamos un impulso en la visión global multimedia y en la coordinación entre departamentos.

Se impone ya en cada redacción y delegación una persona que se encargue casi en exclusiva del vídeo, propio o de terceros, que garantice la cobertura en todos los formatos de la noticia del día.

Necesitamos formación y nuevas herramientas que nos hagan más ágiles y acerquen nuestros productos con facilidad al cliente…

 P: ¿Cuáles son tus objetivos más inmediatos?

P: No hay otra, lo que ya te he comentado: seguir con el impulso de la información en vivo, ampliar el proyecto MoJo y activar planes de formación para actualizar las habilidades de la plantilla.

Realmente, el esfuerzo tiene que ir en una dirección clara: exportar el modelo de EFETV España y conseguir que la Agencia sea un referente en vídeo también a nivel internacional.

 P: ¿Cómo ves el futuro del periodismo, en general, y de la televisión, en particular, en la próxima década?

R: «Internet mató a la estrella de la televisión…» deberían cantar ahora Los Buggles https://www.youtube.com/watch?v=W8r-tXRLazs .

Creo que la televisión tiene mal envejecer. Incluso, el término queda obsoleto y lo asociamos ya casi en exclusiva al electrodoméstico. Hoy lo que predomina es el concepto de lo audiovisual y de pantallas de diferentes tamaños en las que el vídeo lo consumes cuándo y dónde quieras.

No obstante, la producción para televisión seguirá existiendo mientras los anunciantes obtengan rentabilidad de fieles audiencias sometidas a una programación. Es solo una cuestión de tiempo y de que llegue la nueva generación de consumidores menos pasivos.