El secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, hizo el viernes 24 de junio, en vísperas de la cumbre de la Alianza en Madrid, un llamamiento a la unidad aliada ante los nuevos desafíos «históricos» que afronta un mundo, en su opinión, «más peligroso».

En una entrevista con EFE, a cargo de la presidenta, Gabriela Cañas, y del director de Información, José Manuel Sanz, Stoltenberg subrayó que «el propósito de la OTAN es evitar la guerra, preservar la paz y mantenerse juntos, y en un mundo cada vez más peligroso y competitivo es importante que actuemos así».

 Jens Stoltenberg, entrevistado por Gabriela Cañas, y José Manuel Sanz. EFE/OTAN

La guerra en Ucrania, el denominado «nuevo concepto estratégico», así como la eventual integración de Finlandia y Suecia en la Alianza, si consiguen superar el por ahora inamovible veto de Turquía, además del aumento del gasto destinado a defensa, serán los principales asuntos que los líderes de los 30 países de la OTAN abordarán en la cumbre de Madrid, que se celebra del 28 al 30 de junio.

EL CONCEPTO ESTRATÉGICO, UN PLAN PARA GARANTIZAR EL ÉXITO DE LA OTAN

Stoltenberg adelantó que aún quedan decisiones por tomar de cara a la cita de Madrid, pero «estamos en camino de tener una cumbre histórica y transformadora», que «se recordará».
En este sentido, se refirió al concepto estratégico, que definió como «un programa para asegurar que la OTAN permanece como la alianza más exitosa de la historia».
«Se trata de estar juntos porque mientras los aliados permanezcamos así, todos estaremos seguros», manifestó.

DEFENDER A UCRANIA Y EVITAR UNA ESCALADA DEL CONFLICTO

Con respecto a la situación actual de la guerra en Ucrania, que ya va por su cuarto mes, Stoltenberg dijo que los aliados «tenemos dos tareas por delante: la primera, proporcionar apoyo» a este país, «ayudarle a mantener su derecho a la autodefensa, a defender su soberanía, su integridad territorial y apoyarle para que se mantenga como un estado independiente y soberano en Europa».

La segunda tarea, indicó, es «la responsabilidad de prevenir una escalada de este conflicto» que pueda conducir a una guerra entre Rusia y la Alianza, «que conllevaría más muertes y destrucción».

Stoltenberg recalcó que la OTAN ha reforzado su presencia en su flanco este para evitar una escalada del conflicto que pueda llevar a un enfrentamiento abierto con Rusia.

«Todo esto es parte del esfuerzo conjunto para enviar un mensaje claro a Moscú de que estamos unidos. Y haciendo eso, estamos protegiendo cada centímetro del territorio de la OTAN», recalcó al denunciar la «brutalidad» con la que Rusia se ha empleado no solo en Ucrania sino en otros escenarios en las últimas dos décadas, como Chechenia, Georgia, Siria.

«Rusia -dijo Stoltenberg- está violando la ley internacional (…), no ha elegido cooperar con la OTAN sino que ha optado por la confrontación».

DIPLOMACIA MÁS FUERZA PARA TERMINAR LA GUERRA

Con respecto a la posibilidad de que, a la vista de la evolución de la guerra, Ucrania tenga que ceder algunas partes de su territorio a Rusia para alcanzar un acuerdo de paz, el secretario general aliado dio una respuesta basada en la combinación de elementos de diplomacia más fuerza.

«La mayoría de las guerras – y muy probablemente esta también- terminan en una mesa de negociación, pero también sabemos que lo que se desarrolla en esa mesa de negociación está muy estrechamente vinculado a la situación en el campo de batalla».

Por ello, recalcó, «es a Ucrania a quien corresponde decidir qué clase de acuerdo de paz, y en qué términos, desea aceptar».

«Cuando apoyamos (a Ucrania) con armamento, con equipamiento militar, también reforzamos su posición en la mesa de negociación», subrayó Stoltenberg.

«No me corresponde a mí, ni a la OTAN, ni a cada miembro de la OTAN decidir qué tipo de compromisos puede o no puede suscribir Ucrania. Eso le compete a Ucrania, al pueblo de Ucrania. Nuestra responsabilidad es ayudarles, reforzar al máximo su posición en la defensa de su propio país y su propia soberanía», dijo.

PUTIN ES CULPABLE DEL ALZA GLOBAL DE PRECIOS

Por otro lado, Stoltenberg culpó al presidente ruso, Vladímir Putin, «y no a nuestras sanciones» de la subida de los precios de los alimentos y de la energía como consecuencia de la guerra.

Recalcó que, con todo, «no es un precio muy alto comparado con lo que están pagando los ucranianos cada día» en términos de vidas humanas e infraestructuras «o el precio que tendríamos que pagar si no impedimos que Rusia entre en otros países vecinos, independientes, de Europa».

«Por tanto, es un precio que merece la pena pagar porque la alternativa es mucho peor», subrayó.

STOLTENBERG «CONVENCIDO» DEL APOYO ALIADO A ESPAÑA

Stoltenberg se mostró «absolutamente convencido de que los aliados estarán al lado de España si esta se enfrenta a amenazas y desafíos», al ser preguntado si el paraguas de seguridad de la OTAN abarca también las ciudades españolas de Ceuta y Melilla, en el norte de África.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. EFE/OTAN

«La OTAN está para proteger y defender a todos los aliados contra cualquier amenaza. Y tenemos unos compromisos claros en el tratado fundacional de la OTAN. También tenemos unas definiciones claras del alcance geográfico de la alianza. Al final es una decisión de los aliados de la OTAN», afirmó Stoltenberg.

Ceuta y Melilla están fuera del denominado «espacio OTAN», el radio de acción de la Alianza, por lo que en el supuesto de que fueran atacadas o recibieran amenazas de gravedad no podrían invocarse por parte de España los artículos 4 y 5 del Tratado de Washington, con los que se activa la respuesta inmediata de todos los aliados para ayudar al que ha sido atacado.

EL FLANCO SUR TAMBIÉN PREOCUPA A LA OTAN

Preguntado por la inquietud de España y otros aliados, entre ellos Reino Unido, para que la cumbre de Madrid aborde las amenazas procedentes del flanco sur, Stoltenberg reconoció que los aliados están centrados ahora en Ucrania, pero enfatizó que también hay otras amenazas que provienen del Sur, del norte de África, el Sahel y Oriente Medio y «eso preocupa a la OTAN».

Stoltenberg puntualizó que el hecho de que la cumbre se celebre en Madrid debe servir para «aumentar nuestra colaboración con nuestros socios del norte de África«.

«Sabemos que cuando nuestros vecinos son más estables, nosotros estamos más seguros», afirmó.

INCERTIDUMBRE ANTE EL VETO TURCO A FINLANDIA Y SUECIA

Stoltenberg indicó que la OTAN está trabajando «intensamente» para salvar «lo antes posible» el veto de Turquía al ingreso de Suecia y Finlandia en la Alianza, pero no hay garantías de que se alcance un acuerdo en la cumbre de Madrid.

«No puedo ofrecer ninguna garantía sobre cuándo tendremos éxito, pero estamos trabajando intensamente para conseguir un acuerdo lo antes posible», apuntó Stoltenberg, quien destacó su compromiso activo para responder las «inquietudes» de Turquía y a la «histórica» decisión de Suecia y Finlandia.

Stoltenberg, «convencido» de apoyo de la OTAN a España ante eventual amenaza.