Belén Escudero

Los enviados especiales de los medios de comunicación españoles a Ucrania, entre ellos 19 periodistas de la Agencia EFE, han recibido esta mañana el premio que les ha otorgado la Asociación de Medios de Información (AMI) por su «indispensable labor informativa» y porque han estado donde había que estar.
Esto último es lo que ha venido a decir Plàcid García-Planas, de La Vanguardia, el periodista que ha hablado en nombre de los 57 reporteros que han sido premiados y que han recibido este galardón en la conferencia de AMI «Claves 2023» sobre el valor del periodismo, inaugurada por la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien ha valorado el trabajo de estos profesionales.
Más de medio centenar de periodistas y, como ha dicho García-Planas, «todos diferentes», con su propia voz, pero «todos reporteros» y con la idea de que «para captar los matices hay que ir a los sitios».
«Es imposible captarlos desde internet», ha comentado García-Planas, quien ha ahondado en la «propia mirada» de cada uno de los premiados, en sus puntos de vista que hacen que los que los leen se acerquen un poquito más al cuadro completo de la realidad, pero sin poder llegar a componerlo.

Reporteros en Ucrania: un compañerismo ejemplar

«Siempre hay que regresar», ha insistido, escuchado por sus colegas de profesión desplazados a Ucrania, donde se ha vivido un «compañerismo ejemplar», según ha asegurado. «Ese es el premio -ha agregado, porque cuando en una situación difícil un compañero te da una chocolatina, tu crónica ya no será la misma, será mejor».
Sus palabras han sido las de los periodistas que han participado en la entrega de premios, que sido clausurada con un video de la vicepresidenta de la Comisión Europea agradeciendo su labor a estos reporteros.

Los abuelos del periodista Alfonso Masoliver (en la imagen de detrás) recogen el galardón en nombre de su nieto.EFE/Zipi

Ha habido emoción en el acto y ese sentimiento tiene nombre, el de los abuelos de uno de los premiados, del compañero Alfonso Massoliver, de La Razón, que han sido los encargados de recoger y abrazar con orgullo el galardón de su nieto.
El abuelo ha recibido el aplauso de todos los asistentes que han podido ver antes otro vídeo en el que los responsables de los medios han ensalzado el perfil de sus periodistas, como el director de Información de EFE, José Manuel Sanz, que ha recordado la «enorme preocupación» que se vivió en la agencia hasta que se pudo comprobar que la vida de unos enviados especiales no corría peligro.

«Tenían los tímpanos reventados por las explosiones que se habían registrado a escasos metros, mientras hacían un reportaje (..) Tuvieron mucha suerte», decía aliviado Sanz.

Y es que el periodismo es más que una profesión, es una forma de concebir la vida, como ha reconocido el presidente de AMI, José Joly Martínez de Salazar y solo existe «desde la excepcional vocación de servicio al otro», algo que es especialmente cierto en el caso de los profesionales cuyo trabajo se ha reconocido hoy.
Galería Fotográfica