Por Esther Aguirre

El periodista Luis Villarejo, director de Deportes de la Agencia EFE, asegura que la pandemia del coronavirus, que ha llevado a millones de españoles a confinarse durante casi tres meses en sus casas, ha permitido descubrir historias solidarias “increíbles y relatos inolvidables” de deportistas emergentes que nunca antes se habían contado.

El parón informativo obligado por la suspensión de las grandes competiciones no ha impedido que los profesionales que conforman el equipo de Deportes de EFE continúen, con más intensidad si cabe, su extraordinaria labor haciendo básicamente lo que mejor saben: informar y hacerlo además de forma impecable.

La experiencia de Villarejo y la redacción fue crucial a la hora desplegar toda la estrategia que les ha permitido sobrevivir a la devastadora pandemia. Y es que, como él mismo dice, “el berrinche solo te lleva a la melancolía”: había que encauzar la información tradicional con “nuevos relatos y formatos periodísticos”.

“Las celebrities no eran importantes; el público no estaba interesado en la élite del fútbol: No era la hora de Messi, ni de Benzema, ni de Joao Félix (…), lo importante era sobrevivir y salvar vidas”, recuerda. De ahí que pusieran el foco en deportistas que estaban en la UCI, cerca del drama, o jubilados que apelaban a la solidaridad. ¿El resultado?, a la vista está: ¡Ha sido todo un éxito!

Para Villarejo, la clave de un buen trabajo es anticiparse y establecer una estrategia que les permita llevar la iniciativa: “No se puede venir a trabajar a ver qué pasa, sino que hay que hacerlo con previsión, marcarse objetivos y cumplirlos”. “Luchar por los retos y que la sección se evalúe permanentemente. Ese es siempre un desafío personal”, apostilla.

Y es que si algo caracteriza a este profesional es su capacidad innata para influir y crear opinión en los medios de comunicación (lo considera determinante y un valor intangible), algo que ha llevado a su equipo y a EFE a competir en los últimos años en la Champions League con los mejores del ámbito periodístico.

Ahora sus objetivos inmediatos son lograr afianzar el producto multimedia, crecer hacia el mundo asiático, potenciar la traducción al inglés y el árabe de más contenidos, explorar nuevas técnicas en redes sociales y, sobre todo, apostar por el análisis de audiencias, porque “lo datos son necesarios para establecer criterios informativos (y también comerciales): dónde se publica y por qué”, añade.

Igualmente pretende seguir impulsando la marca EFE, potenciando foros con los principales protagonistas de la actualidad, la edición de nuevos libros (ya van tres) y los premios que, bajo su dirección, se consolidan en el paisaje mediático para reconocer la labor de deportistas latinoamericanos.

Entre ellos, el Trofeo EFE a los mejores deportistas latinos que destacan en su ámbito y que recibieron estos años Luis Suárez (FC Barcelona), Keylor Navas (Real Madrid), Edinson Cavani (París Saint Germain), el Real Madrid con su presidente Florentino Pérez, Diego Godín, capitán del Atlético de Madrid, o la mexicana Kenti Robles.

A lo largo de su dilatada y prolija trayectoria profesional, Villarejo ha alternado su trabajo en la empresa pública con la privada. Ha sido director de Comunicación del Consejo Superior de Deportes y de la plantilla del Real Madrid, además de redactor jefe del diario Marca.

En la actualidad, Luis Villarejo es profesor del Máster Business Sports de Garrigues; de Márketing Deportivo del ESIC y del Máster de Periodismo de la Universidad Europea de Madrid.

Autor de varios libros, entre ellos “Capitanes”, de Lid editorial; “Goles”, de Corner/Roca, y “Raúl, el futuro”, editado por El País Aguilar, ha recibido numerosos galardones, entre ellos el Premio de Periodismo de Laliga y la medalla de bronce al Mérito Deportivo.

A continuación, la entrevista completa:

P: ¿Cómo habéis afrontado la información deportiva sin competiciones?

R: Dividimos el tiempo de la pandemia en tres segmentos. Una primera etapa donde nos volcamos en mostrar a la sociedad todos aquellos deportistas que estaban en primera línea: Médicos, enfermeros, enfermeras, en centros de salud, en hospitales. Descubrimos que eran decenas, en todas las especialidades. Conseguimos abrir brecha.

En Madrid, contamos con la mejor redacción experta en polideportivo de España. Y encontramos historias humanas increíbles, relatos inolvidables. La prensa escrita, en papel y digital, apreció nuestro trabajo en los primeros días de la explosión del coronavirus. Días aciagos, de ciencia ficción, que dejaron a la sociedad tocada. Enseguida apostamos por esta vía.

Las celebrities no eran importantes. El público no estaba interesado en la élite del fútbol. No era la hora de Messi, ni de Benzema, ni de Joao Felix. El lector no estaba en ese escenario. Algunos compañeros de medios no acertaron con el planteamiento esos días. Hace poco me lo han confesado. Lo importante era sobrevivir. Y salvar vidas.

Pusimos el foco en deportistas emergentes, que estaban en la UCI, cerca del drama. O en deportistas retirados que apelaron a la solidaridad. Recuerdo el reportaje titulado: «Hola, soy Javier Castillejo y le traigo la compra», de Óscar Maya. El exboxeador subía la compra a las casas, a gente mayor que vivía en Parla y que necesitaba ayuda. Las televisiones se volcaron. Y el grado de influencia en los medios comenzó a subir.

P: ¿Qué valor das a que EFE Deportes sea prescriptor de información en los medios?

R: Es un asunto interesante. Lo hemos hablado estos meses en los comités de redacción o en las reuniones de previsiones. A todos nos gusta ver el nombre de EFE en los créditos. Pero también hay que disfrutar cuando sacamos un tema un día, cualquiera y lo ves dos días después con elaboración propia en otro medio. Eso es influir. Y también es determinante. Es un valor intangible igual de valioso.

La experiencia te ayuda a disfrutar también de este tipo de situaciones. El berrinche sólo te lleva a la melancolía. Y somos una sección dinámica, apasionada, divertida, que disfruta de su trabajo.

No hay que enfadarse tanto, aunque sí controlar nuestra publicación por supuesto. En la profesión, todos nos conocemos, sabemos quién es quién y de donde salen mensajes que luego circulan en contenedores informativos y tertulias.

P: ¿En qué escenario estáis ahora?

 R: A mi me gusta siempre trabajar con estrategia y marcar retos en la redacción. Tener objetivos siempre. La fase de narrar la vida de nuestros deportistas en los hospitales tuvo su espacio. Funcionó bien. Y entendimos que comenzaba otra que claramente era la de buscar respuestas: ¿Y ahora qué?, ¿Hacia dónde va el deporte? o ¿Cómo será el futuro a corto plazo? Se trataba de avanzar el futuro.

Aquí la casa, en este plano, ha trabajado bien. Recuerdo el día que Alfonso Bauluz anunció en previsiones que teníamos un artículo del historiador y escritor israelí Yuval Harari de Pablo Duer. Les felicité porque ese tipo de gente tan brillante analiza el futuro con criterio. Días después le vi en Movistar con Iñaki Gabilondo. Y lo mismo en Nacional donde Luis Sanz y su equipo acertaron con la narración de sus profesionales imprescindibles.

Acabado ya también el segundo vector del análisis, donde nuestros expertos en polideportivo como Adrián Rodríguez Húber, Lucía Santiago, Carlos de Torres, Javier Villanueva, Tito Lladós o Ricardo Molinelli pulsaron la reflexión en sus ámbitos, llega la tercera fase: La vuelta de los deportistas al trabajo.

El 3 de mayo fue un punto de inflexión. El diario AS dio en portada y abrió la 2-3 con un reportaje de la surfista Leticia Canales. La producción y coordinación de Gloria Barquero con Gráfica y con Lucía Santiago nos permitió ese domingo ser referentes en toda la prensa deportiva.

A partir de aquí, vuelve el fútbol a sus entrenamientos. Y regresa LaLiga. José Antonio Pascual, Iñaki Dufour, Roberto Morales, Santiago Aparicio, Juanjo Lahuerta, todo el equipo de fútbol está al cien por cien contando el día a día desde Madrid con su habitual profesionalidad.

P: Se suspenden las competiciones, se aplazan los JJOO, Eurocopa, etc… ¿la información de los despachos es cada vez más relevante?

R: Han sido meses duros, repletos de incertidumbre en el inicio. Luego, con el paso del tiempo se fueron cayendo todas las grandes competiciones como las fichas de dominó.

Aquí tenemos mucha suerte. Contamos con grandes periodistas como Natalia Arriaga, conocedora del mundo olímpico, quien nos hizo más fácil vivir el minuto a minuto de la cuenta atrás del aplazamiento de Tokyo 2020, y Olga Martín, incansable en conseguir información de primera mano de la FIFA, de UEFA, de la RFEF y de la AFE.

La información institucional es cada vez más preciada. Las infinitas reuniones telemáticas, las fechas del regreso, las polémicas relaciones entre diferentes organismos.  Olga, además, perdió a su padre en plena pandemia y quiero agradecerle especialmente su labor en esos duros momentos.

P: ¿Cómo os habéis coordinado en la distancia?

 R:  Es muy fácil unificar la redacción contando con nuestros redactores jefe. José Antonio de Diego, Sergio Álvarez y Antonio Soto han liderado la redacción. Para simplificar quedamos en vertebrar la redacción en un mando único por turno. Las videoconferencias entre nosotros nos permitían chequear la actualidad y la planificación semanal.

Y especial mención es preciso realzar a nuestros editores Jenaro Lorente, Viruca Atanes, José Antonio Garrido, Lorenzo Martínez, Oscar González, Miguel Luengo e Isidoro Santos, que volcaron su experiencia en la redacción, estando atentos al nuevo escenario que nos ha tocado vivir.

Por otra parte, plataformas del perfil de Google Meet, Skype, Zoom, Hangout han cambiado el mapa de la información. Los protagonistas ya saben que no basta con ser entrevistados por teléfono. Ahora saben que necesitan ser grabados por televisión. Las imágenes son fundamentales. Hemos usado este formato en twitter con gran repercusión. Y además sirven para televisión.

Hemos aportado de esta manera contenidos a todas las televisiones. El coronavirus ha igualado a todo el mundo. TVE, Antena 3, La Sexta, Cuatro, Telecinco, las grandes cadenas generalistas, han utilizado los mismos medios que nosotros. Los que había.

La vía Skype ha provocado que se pierda el miedo en la redacción a grabar. Ha sido un estímulo ver un vídeo hecho desde tu casa, salir por ejemplo en Jugones a las tres de la tarde con Pedrerol. Es un antes y un después en el mundo de la comunicación.

P: Dime un impacto curioso, diferente que haya sorprendido a la profesión… 

R: Sin duda el día que se tradujo al japonés un tuit con una entrevista en vídeo del patinador Javier Fernández. Dijimos, vamos a probar y ver qué pasa. Se hizo traducción rotulada. Agustín de Gracia, nuestro delegado en Tokyo, con la ayuda de Yoko, lo hicieron posible. La repercusión, descomunal. Javier Fernández dio un retuit y los más de 100.000 seguidores que tiene en Japón hicieron el resto. Fue hermoso ver como miles de likes y comentarios en japonés se colaron en nuestra red. Una experiencia, sin duda. Con el apoyo de Álvaro Vivar, y el impulso de @efenoticias y de Àlex Cubero, la expansión de este tuit fue un descubrimiento.

P: Háblame de los objetivos que os vais a marcar en deportes en los próximos meses.

R: Afianzar el producto multimedia, estimular la idea de encontrar nuevos productos, actualizar nuestro servicio de estadísticas, seguir en la línea de editar libros, y buscar entre nuestra gente joven, nuestros becarios nuevos perfiles en la redacción. Encontrar gente con sensibilidad por los números, por las matemáticas; diseñadores gráficos e infógrafos. Abrimos la puerta a gente de ciencias. Entusiasmar con estos nuevos parámetros a chicos jóvenes en la redacción, en becas o prácticas en este nuevo mundo, es un objetivo claro por ejemplo para este nuevo curso.

P: ¿Y otros desafíos?

R: Queremos poner en marcha nuestra newsletter sobre Industria del Deporte. El sport business debe estar en nuestro foco. Es un proyecto donde hemos puesto mucho énfasis.

Reforzaremos el clipping. Monitorizar las audiencias. Es una obsesión mía. Tan importante es la ida, el envío del mensaje, como la vuelta del contenido. No se puede mandar la información al éter sin saber dónde acaba. Los datos son necesarios para establecer criterios informativos: Dónde se publica y por qué. Hay que analizar tus impactos…

Creo que en este campo tendremos progresos. Me consta que Soledad Álvarez, desde la dirección de Estrategia, quiere cuidar estos detalles.

P: El mercado asiático, ¿es un reto para Deportes?

R: Sin duda tiene que serlo. Con la ayuda de EPA. Tenemos en el RCD Espanyol a un jugador chino que se llama Wu Lei. Los partidos del Espanyol en China son los más vistos de LaLiga. Más incluso que el Madrid o el FC Barcelona. Lo ha repetido Javier Tebas, presidente de LaLiga, varias veces. Un partido del RCD Espanyol tiene más audiencia en China que uno del Real Madrid o el FC Barcelona. Y abordar con determinación el mercado árabe. Esta semana, uno de los grandes reportajes de Lucía Santiago en este caso uno con Carolina Marín tuvo gran impacto en las redes sociales de Koora, la plataforma número uno en Emiratos Árabes Unidos.

P: ¿Qué plan tienes para el deporte en Latinoamérica?

R:  El gran proyecto de EFE Deportes esta temporada es implementar Cracks Latam. Una mirada con lupa a 25 cracks futbolistas latinos que juegan en Europa. Es un proyecto muy ambicioso, que necesita el apoyo de toda la casa. Un reto que ha costado muchos años de arduo trabajo y que es el momento de llevarlo a cabo. Es un esfuerzo descomunal que desde la redacción de Deportes se ultima con gran ilusión.

P: ¿Qué valor aportan a la marca EFE los premios a futbolistas latinoamericanos?. ¿Qué repercusión tuvo la I edición del premio femenino?. 

R: El fútbol femenino es clave en nuestro ideario. Hemos creado el Premio la mejor jugadora latinoamericana que en su primera edición ganó la mexicana Kenti Robles. El clipping en LATAM fue descomunal e importantes cadenas como Fox Sports entraron en directo desde EFE, hubo un gran interés de los medios.

El premio masculino sigue fuerte. Nos dieron mucho espacio y generaron marca EFE los trofeos que han ido recibiendo estos años Luis Suárez (FC Barcelona), Keylor Navas (Real Madrid), Edinson Cavani (París Saint Germain), el Real Madrid con su presidente Florentino Pérez, o el premio liderazgo EFE a Diego Godín, capitán del Atlético de Madrid, en un acto entrañable e inolvidable.

 P: ¿Qué te gustaría plasmar en el nuevo curso que comienza tras el verano?

 R: Desafíos como ver más noticias de Deportes en inglés y en árabe, la entrada de estadísticas en nuestro servicio -vitales hoy en el día a día-, progresar en nuestros reportajes empleando cámaras Go Pro o sacar adelante un documental de un proyecto que tenemos avanzado cuyo destino ideal sería una gran plataforma de televisión.

P: ¿Qué papel han desempeñado las delegaciones en los últimos meses?

R: Ellos han estado siempre al pie del cañón. Desde Barcelona Paco Ávila; Antonio Gutiérrez, en Andalucía; Ramón Orosa, en Bilbao; Alfonso Gil, en Valencia; y sus respectivos equipos. Todos los compañeros han echado una mano, con un trabajo encomiable.

En Galicia, nuestro colaborador Carlos Alberto Fernández ha sido referente absoluto en toda España desde A Coruña con decenas de reportajes, cada uno mejor que el anterior. Sus temas son habituales en la Televisión de Galicia y en toda España. Y es justo reconocerlo.

 P: ¿Y los colaboradores en Deportes?

 R: Son esenciales. Aportan frescura, iniciativa y nos ayudan a crecer todos los días. Nos aportan mucho talento. Es un privilegio contar con Miguel Ángel Moreno, Carlos Mateos, David Ramiro y Oscar Maya. Ahí está su trabajo. Son imprescindibles.

P: ¿Cómo combatís las fake news?

R:  Con máxima atención. A menudo con experiencia. Una de las ventajas de tener una redacción con muchas horas de vuelo es precisamente, la cautela. EFE es una empresa muy grande y claro que alguien ajeno puede saltar filtros, pero la edición sobria y meticulosa ayuda mucho. La Casa además apuesta por la verificación y nos ayuda a que nosotros seamos los primeros en extremar precauciones.

P: En el terreno personal, ¿qué es lo que más te ha marcado en tu carrera?

R: He tenido mucha suerte de comenzar en EFE. Marca mucho tu carrera donde te inicies. Esta empresa te da una perspectiva mundial que es muy difícil encontrar en la calle. EFE te da altura de miras. Tener el mapa del mundo detrás de ti, ayuda a entender la vida de otra manera.

P: ¿Qué deportistas te han sorprendido más a lo largo de tu trayectoria profesional?

R: Por su personalidad gente como Raúl, Iker Casillas, Iniesta, Ona Carbonell, Raúl Entrerríos, Fernando Torres, Vicente del Bosque.. Hay mucha gente buena. Gente interesante, dentro y fuera de su actividad.

P: Y por último, ¿qué cualidades crees que debe tener un buen periodista?

R:  Empatía. Es un clásico la referencia. Pero lo define en una frase Ryszard Kapuscinski en el título de un manual suyo: ‘Los cínicos no sirven para este oficio’. Pues eso. Él era agenciero y entendía de este mundo.

Luis Villarejo

Luis Villarejo

Luis Villarejo