La entrevista que Efe publicó el sábado; 1 de mayo, con el ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, ha tenido un amplísimo eco en Marruecos y en España, ya que se produce en plena crisis por el «caso Brahim Ghali»; el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) hospitalizado en un hospital de Logroño infectado por el coronavirus.

En la entrevista con el delegado de Efe en Rabat, Javier Otazu; el ministro exige a España que explique si la hospitalización de Ghali le compensa el tener que «sacrificar sus relaciones con Marruecos».

Medios como El Mundo, la SER, El Español o Heraldo de Aragón han publicado la entrevista durante el fin de semana; y en Marruecos la publicación ha continuado hasta el lunes, tanto en medios en francés como en árabe.

Se trata de la primera entrevista que el jefe de la diplomacia marroquí concede a un medio español y una de las pocas que el ministro ha dado hasta ahora desde que asumió la cartera en 2017.